Turismo Oscuro en el mundo

A la hora de escoger un destino para las vacaciones, muchos optan por elegir entre una playa paradisiaca de arena blanca o una ciudad con grandes atractivos. Sin embargo, algunos optan por destinos menos convencionales, como la casa de un asesino en serie, una cárcel estatal, o un lugar donde murieron miles de personas; Esto se conoce como Turismo Oscuro o Dark Tourism y es algo más común de lo que te imaginas.

El termino Dark Tourism o Turismo Oscuro, fue utilizado por primera vez en 1996 por los profesores escoceses John Lennon y Malcolm Foley para definir la práctica turística en lugares de sufrimiento violencia o desastre, es también conocido como Tanatoturismo, del griego Thanatos que significa Muerte; y es que la muerte es el principal protagonista en esta categoría de turismo alrededor del mundo en lugares como Chernóbil al norte de Ucrania, famoso por la tragedia nuclear en abril de 1986, donde existen recorridos turísticos que garantizan una experiencia extrema al ingresar a esta zona con un tiempo controlado y equipo especial para contemplar el paisaje apocalíptico por la radiación mortal que aún está impregnada en el ambiente, si aún no te sorprendes con estos recorridos, puedes visitar en Alemania los que fueron  campos de concentración nazis, o en Colombia encontramos lugares como Armero donde una avalancha arrasó con el pueblo dejando muchas historias bajo el lodo, La comuna 13 en Medellín donde las historias de narcotráfico, sicariato y la figura de Pablo Escobar se hacen presentes a través de recorridos guiados denominados Narco Tours, donde los hechos son contados por sus protagonistas.

En Bogotá lugares como el antiguo Bronx, son llamativos por la cara cruda del consumo de drogas y todo lo que allí ocurría, casi como una república independiente del crimen, o en otros lugares propios del post conflicto en Colombia como Bojayá, marcado por la violencia y lleno de historias de muerte y desplazamiento, son algunos de los lugares que podrían entrar en esta categoría de turismo.

No obstante, la línea entre turismo patrimonial y turismo oscuro es muy delgada y depende en gran parte de la intención o la actitud del turista frente al lugar, así como sus propias expectativas.

Lo que es claro es que el ser humano siempre está en busca de nuevas experiencias, que lo acerquen a otras realidades. ¿Pero es una práctica buena?, ¿es simplemente morbo, un real interés en historia, cultura, y patrimonio? o una experiencia sensorial única?

En la actualidad algunos países invierten en fortalecer este tipo de turismo, que, enmarcado entre valores como el respeto a las víctimas, estrategias de sensibilización y no repetición, y la NO exaltación al crimen entre otros, brindan apoyo a comunidades y se constituyen en focos desarrollo y potencial turístico por ejemplo: El nuevo World Trade Center en New York, La zona devastada por el tsunami en Japón, o el memorial de Murambi en Ruanda, donde se ha realizado un trabajo especial con enfoques sociales, educativos, culturales y hasta tecnológicos.

Si quieres conocer más y sacar tus propias conclusiones te recomiendo series de Netflix como “El otro Turismo” donde en cada episodio hay destinos oscuros por conocer, te sorprenderá la cantidad de opciones que hay en el mundo.

¿Conoces algunos destinos en Colombia?, cuáles recomiendas?, ¿qué opinas de esta clase de turismo?, déjame tus comentarios.

 

Julian Ricardo Cañón – Wow Colombia Experience- junio 9 de 2019

1 comentario

  1. avatar
    Posted by saby| 16 julio, 2019 |Responder

    Interesante, creo que no lo haría, pero… hay gustos para todo.

Leave a Comment

Your email address will not be published. All fields are required.